Media, Sin categoría

Sin Informe Semanal

informe-semanal-1

Si hay un programa de televisión del que los españoles podíamos sentirnos orgullosos, ese era sin duda “Informe Semanal”. Un programa con más de 40 años de historia, merecedor de nada menos que 28 premios nacionales e internacionales, entre los que destacan la Medalla de Plata del festival de TV de Nueva York, obtenidos en dos ocasiones como reconocimiento a su labor de investigación.

Un programa que hasta hace muy poco era una de las pocas ventanas que tenía el telespectador para respirar de forma sosegada, sin aspavientos, para alejarse del ruido de la telebasura, para pulsar ese botón de pausa de la vida cada vez más necesario e informarse desde la reflexión.

Pues bien, Informe Semanal nos deja. Y no es que se cancele su emisión, sino que se retrasa a las 12 de la noche de los sábados, arrinconado, exiliado a una franja horaria en la que seguro que no molesta, tan callado, sin hacer daño. ¿Los motivos? La corporación de la desinformación afirma en un comunicado de prensa que “el cambio de horario persigue la búsqueda de un target público-objetivo más propio de un programa de culto que profundiza en la noticia”.

Pero eso es precisamente lo último que pretende: que nadie profundice en la noticia, que nadie sea capaz de sacar sus propias conclusiones, que nadie se pregunte por Bárcenas, la Infanta Cristina, la corrupción, la pobreza o por un país que se ha alzado con el dudoso honor de ser el más iletrado e inculto no ya de la Unión Europea, sino de toda la OCDE.

Informe Semanal era ese antídoto que muchos usábamos contra Mariló Montero y los transplantes de las almas, Toñi Moreno y la vuelta a la beneficencia , Somoano y en fin… todo lo que hace ese “señor” al frente de unos informativos que día tras día ganan en manipulación y pierden audiencia.

Era un de esos pocos espacios que daban cancha al periodista. Uno de los pocos que le permitían ir más allá de lo políticamente correcto, fuera del corsé de la escaleta, fuera de los estudios y los picos de audiencia, solo, desnudo. Para casi nadie, pero en realidad, para todos.

La noticia de su nuevo horario es la misma que se le da al enfermo terminal. Te quedan meses, a lo sumo uno o dos años de vida. A veces te sentirás mejor, pero no te confíes. La fecha ya está marcada en el calendario.

 

Standard
Media, Sin categoría

Cómo se construye una noticia para manipular

De las últimas noticias que se han asomado al escaparate de la televisión pública, una ha resultado especialmente polémica en las últimas semanas: la que refleja cómo muchos parados se enconmiendan a santos e iglesias para pedir por un trabajo o mejorar su situación.

Una noticia que ha causado revuelo en las redes sociales y que se ha traducido como que “el Gobierno dice a los parados que para encontrar trabajo tienen que rezar”. El vídeo de la noticia en cuestión es el siguiente:

Del siguiente vídeo, llaman poderosamente la atención los siguientes puntos:

La selección misma de la noticia

Si quitamos la carga ideológica que puede tener la noticia, vemos que en sí misma es irrelevante. Los hechos que se cuentan son dos: el primero, que ha aumentado la venta de velas. El segundo, que muchos católicos usan estas velas para pedir trabajo y como respuesta desesperada ante la crisis.

Aunque la noticia se encuadra en el bloque se sociedad , el hecho noticioso en sí mismo no tiene la categoría para estar en el informativo de una televisión nacional que se supone, tiene que informar de temas de interés público. Parece una noticia irrelevante el aumento o no, de las velas que se venden y lo es más aún el hecho de que acudan más o menos personas a las parroquias a rezar.

Los totales

En España se abusa sobremanera de eso que se conoce como “color”. Es decir, se pregunta a ciudadanos anónimos su opinión sobre un hecho noticioso. El efecto que se quiere conseguir es de cierta cercanía e identificación con el espectador (es a nosotros a quién se nos está preguntando).

Esto que es justificable en algunos casos (qué piensa del aumento de la corrupción en España, qué medidas le gustaría que aprobase el Gobierno, etc.) se ha convertido en un recurso manido y facilón con el que se alargan innecesariamente las noticias. Ahí tenemos al señor que en verano dice que “hace  mucho calor”, la señora que se ha “tenido que abrigar más de lo habitual en invierno” o los jóvenes que comentan que “efectivamente, parece que llueve”.

En este caso la cámara se traslada a una Iglesia, en donde por supuesto se pregunta a los feligreses si rezan. La respuesta evidentemente no podía ser otra: claro que rezamos. Seguramente se le preguntará si tiene un familiar o un conocido en el paro (o él mismo) a lo que dirá que sí, porque con 6 millones de parados, raro sería lo contrario.

En este apartado destaca con luz propia Celina, cuya tarea es pasar las peticiones por el cuerpo de un Santo. Sus declaraciones son reveladoras: “la gente está muy afligida”

Ya tenemos el primer titular: Los españoles que van a la Iglesia rezan y piden por un familiar en paro.

El experto

Otro de los recursos clásicos de los medios de comunicación que manipulan, consiste en buscar un experto que refrende la tesis que se quiere trasladar. Como hay expertos de todo tipo y con todo tipo de ideas, no es difícil encontrar el profesional que buscamos.

En este caso tenemos al señor Guillermo Mattioli, que es anunciado como psicólogo. Afirma que “rezar es balsámico y la ceremonia de poner una vela o hincar la rodilla tiene un efecto retro-activo”. En este caso el señor Mattioli no miente. Está demostrado que actividades como rezar o meditar, liberan el estrés y nos ayudan a relajarnos. No obstante, un efecto similar se consigue al correr o practicar algún deporte y no es algo que se comente o se recomiende en esta información. Tampoco se habla de otras formas de liberar el estrés.

El problema con esta intervención, que seguramente no es achacable al psicólogo es que deja entrever que por supuesto, rezar es un alivio para las personas que sufren el paro, presentándose esta opción como una alternativa muy válida para mitigar el problema.

El segundo titular: Rezar no es nada extraño y de hecho, la gente debería de rezar más

La curiosidad

Como toda noticia de sociedad que se precie, esta termina con una curiosidad. En este caso se dice que hay altares virtuales donde se puede encender una vela. Hablamos de Internet. En Internet hay de todo. Y se puede hacer de todo.

En Internet hay amigos de los elfos, amantes de las linternas de larga distancia,  foros de intercambio de fotos sobre el románico primitivo o clubs de ancianos que afirman que han sido abducidos por los extraterrestres. El hecho de que haya una página en la que se puede encender una vela virtual (hace años que existen) no parece tampoco ni una gran noticia, ni una gran novedad. ¿Alguien dudaba de que iba a existir algo así?

Si se dice no sólo es como curiosidad, sino para trasladar un mensaje un tanto retorcido: los que rezan no son sólo  beatonas que van a la Iglesia y se arrodillan ante los santos, sino también gente muy moderna que oh sorpresa, tiene Internet en casa.

Tercer titular: Rezar es moderno y muy cool

Y así amigos míos, tenemos todos los ingredientes necesarios para hacer una pieza de información sesgada y pensada para instaurar un estado de opinión. Manipulación pura y dura. ¡Y sin hablar de ETA!

Standard
Media, Sin categoría

12 meses de ensueño: RTVE consigue convertirse en una apestada en Europa

julio-somoano

“Despite the multiplication of digital media outlets, public service broadcasting remains a major source of information in Europe. The Assembly notes with concern recent reports about political pressure on public service broadcasters in Hungary, Italy, Romania, Serbia, Spain and Ukraine and invites the European Broadcasting Union to co-operate with the Council of Europe in this regard” (documento completo)

Traducción: “A pesar de que se han multiplicado los medios de comunicación digitales, las televisiones públicas siguen siendo una de las principales fuentes de información en Europa. La Asamblea hace notar con preocupación, recientes informes sobre presión política en la televisión pública de Hungría, Italia, Rumanía, Serbia, España y Ucrania e invita a la European Broadcasting Union (asociación de televisiones públicas europeas) a cooperar con el Consejo de Europa en esta materia”.

Lo hemos conseguido. En un sólo año de Gobierno “popular”, Mariano Rajoy se las ha ingeniado para que desde una institución tan respetada como el Consejo de Europa se lance la voz de alarma sobre la manipulación política de los contenidos de TVE. Desde luego el esfuerzo en esta materia por parte del Ejecutivo ha sido titánico.

Continue reading

Standard
Media, Sin categoría

Rompiendo una lanza a favor de la BBC

Parece casi un cliché el decir que probablemente la BBC representa todo lo que una televisión pública debería ser: independiente, fiel a sus principios y con una fuerte vocación de servicio al ciudadano. Sobre todo ahora, cuando la cadena británica no pasa por su mejor momento.

Dos han sido los sucesos que últimamente han sacudido los cimientos de una de las cadenas más prestigiosas del mundo. El primero, el haber ocultado los abusos sexuales de Jimmy Savile (ya fallecido), uno de sus periodistas estrella, al que se le acusa de haber cometido abusos sobre al menos 200 menores y posteriormente, haber cancelado la emisión de un reportaje en el que se recogían testimonios de esos mismos abusos.

El segundo, quizás más grave, ha sido el acusar de pederastia a un político (Lord McAlpine, antiguo tesorero de Margaret Thatcher) cuando no sólo no tenía pruebas para ello, sino el testimonio en el que se basaba esta acusación reconoció enseguida que podía haberse equivocado. Estos dos traspiés le han costado una indemnización de 229.000 euros al político difamado y la dimisión de George Entwistle, director de la cadena.

Continue reading

Standard