Media, Sin categoría

12 ofertas de trabajo y 400 euros

salario

Hacía mucho tiempo que no entraba en Infojobs. Hoy lo he vuelto a hacer, por pura curiosidad. Y por pura curiosidad he vuelto a introducir la palabra “periodista” en su buscador de ofertas de trabajo. De la misma forma que lo hacía hace tantos años.

He de reconocer que antes de pulsar en el botón “buscar”, no esperaba gran cosa. Pero también, que cuando los resultados se han mostrado en pantalla, tampoco esperaba tan poca. 12 ofertas de trabajo. En todo el país. Y sí, es cierto que Infojobs a la vez que otros portales de empleo, nunca ha sido la panacea de la profesión. Pero conviene repetir los datos. 12 ofertas de empleo. En todo el país.

Como son 12, he podido entrar en cada una de ellas, para ver qué piden, cuánto pagan y en qué consiste exactamente el trabajo. En muchas la información es confusa o incompleta. Lo bueno es había una que sí tenía una información bastante detallada. Y al entrar no esperaba gran cosa. Pero tampoco esperaba tan poca. La oferta dice así. 

Buscamos un/a periodista de 27 a 35 años para redactar artículos de viajes, productos y experiencias para una web.v Son articulos de unas 150 o 200 palabras.

El trabajo es de media jornada de mañanas.

Queremos que la persona que se incorpore tenga mucha iniciativa, dotes para escribir y mucha creatividad y ganas de aportar cosas en un proyecto muy novedoso.
Buscamos a persona con experiencia, seria y comprometida y con disponibilidad para empezar de inmediato.

Abstenerse personas que no sean BILINGUES (INGLES Y ESPAÑOL.

SALARIO 400€

Me gustaría decir que no se puede caer más bajo, que la profesión no puede estar más desprestigiada. Pero ya se ha dicho tantas veces, que  la frase se ha vuelto en un cliché, en una oración hueca.

Ya hay 86 personas inscritas en la “oferta”. 86 periodistas (quiero creer que lo son) que están dispuestos a pasar por una máquina de picar carne. Dispuestos a escupir textos, a inventar historias, a editarlas, a corregir el estilo a adaptarlas a la web, a responder a los lectores y a estar ahí cada mañana, por 400 euros.

A estas horas, la empresa ya tiene las espaldas bien cubiertas. Dicen en Infojobs que hace un mes que la empresa no consulta nuevos curriculums. No le hace falta. Guarda en el cajón 86 ilusiones rotas.

Standard
Media, Sin categoría

Periodistas a 0,20 euros

20cent

Que la crisis se ha convertido en la excusa perfecta para malpagar a periodistas, bloggers y freelancers, es una realidad que no se le escapa a nadie de los que intentamos vivir de esta profesión. Especialmente en Internet, los anuncios que buscan bloggers a cambio de una miseria, las granjas de SEO que compran los artículos al kilo y las empresas sin escrúpulos que se aprovechan de la situación de necesidad de muchos compañeros, campan a sus anchas.

Y digo esto por una curiosa “propuesta de trabajo” que aterrizó en mi correo electrónico esta misma semana. El primer e-mail que recibo dice así: (omitiré cualquier dato relativo a nombres personales y de empresas para no infringir la LOPD)

Continue reading

Standard
Media, Sin categoría

De periodistas

buenas_noches_buena_suerte

Idealizar una profesión, convertirla en lo que no es, hacer que parezca que es otra cosa. Es lo que históricamente han hecho el cine y la televisión con el periodismo. Por supuesto, no estoy hablando de las grandísimas “Ciudadano Kane” o “Primera Plana”, sino de ese subgénero de ficción periodística que tanto gusta al que todavía no tiene muy claro qué carrera quiere estudiar.

En mi época (vaya, ya me siento con solo utilizar esa expresión), Telecinco era capaz de sentar frente al televisor a más de tres millones de telespectadores para ver Periodistas“, una parodia de la profesión interpretada por el siempre galán José Coronado, al que le ofrecía la réplica Álex Angulo. También intervenían una Belén Rueda recién salida de “Médico de familia”, Pepón Nieto (el mismo) y la siempre intermitente Amparo Larrañaga, que mandaba más que casi nadie en el “Crónica”.

Un periódico, el “Crónica”, que si hacemos caso a lo que se nos contaba en la serie, tenía más recursos que el New York Times. Los valientes periodistas ¡No paraban por la redacción! Todo el día investigando, colaborando codo con codo con la policía, ejerciendo su profesión como el mejor de los agentes secretos del CNI. ¡Cómo no querer ser ese Coronado que de vez en cuando salía de la redacción armado hasta con pistola! O el entrañable Álex Angulo que siempre, en cada capítulo, recibía ese chivatazo!

Claro, pasó lo que tenía que pasar. Las facultades se llenaron de potenciales periodistas, que en realidad se convirtieron en futuros becarios. ¡Cómo contarles acaso que lo más cerca de “pisar la calle” sería coger el metro para acudir a una rueda de prensa! Que no sólo pasarían tomando apuntes cinco años de carrera, sino que también el tomar apuntes sería la parte central de su futura profesión! O que las supuestas exclusivas e investigaciones, no son más que sobres (sí, también aquí) que filtran los políticos interesados.

Continue reading

Standard